Curiosidades de las plantas y su implicancia en la vida del hombre

Hay un aforismo de uno de los tres autores clásicos (mayores) que dice:

“NO HAY NADA EN ESTE UNIVERSO QUE NO SEA MEDICINAL”

                                                                                                                   VAgbhata

Al sueco Carl von Linneo (1707-1778), le debemos la clasificación de los vegetales. Diseñó un sistema de clasificación muy complejo e ingenioso, debido a que basó la clasificación en las similitudes existentes entre organismos diferentes. Linneo adquirió sus primeros conocimientos de su padre que era jardinero. Su sistema de clasificación se lo llamó Sistema Naturae.

Según el sistema de clasificación de Linneo, especie es el conjunto de individuos que presentan los mismos caracteres esenciales. Mientras que género representa el conjunto de especies poseedoras de caracteres comunes. Así por ejemplo, tenemos el caso de drosera, el cual dentro del sistema binario de Linneo se denomina Drosera Rotundifolia (género y especie respectivamente).

Las plantas fueron los primeros organismos vivientes en el planeta, aparecieron mucho tiempo antes que el reino animal.

La diferencia entre las plantas y otros seres vivos es que, transforman sustancias químicas inorgánicas simples en elementos complejos orgánicos que terminan formando parte de ellas. Podemos trazar el paralelismo con las enseñanzas del Ayurveda, que sostiene que el elemento fuego es el único capaz de ejercer transformaciones en la materia, como es, pasar del estado líquido al gaseoso o al sólido, dependiendo de su intensidad o ausencia. El Fuego o Agni digestivo termina transformando sustancias externas y extrañas al cuerpo como una parte de cada tejido y cada célula. Con la ayuda integrada del elemento aire, separan, inteligentemente, el nutriente del desecho.

El crecimiento de los vegetales se produce en los extremos de los tallos y raíces (ápices) mediante la división celular. El crecimiento de las plantas dependen, fundamentalmente, del elemento agua, cuya absorción está regulada por la hormona auxina.

Esta sabiduría operando en las plantas tiene consecuencias alimentarias y terapéuticas para el hombre. Así habían enunciado los antiguos sabios de la India y luego re-tomado por hipócrates; “tus alimentos serán tus medicamentos y tus medicamentos serán tus alimentos”.

Curiosamente, la preparación de una medicación que contiene la hormona llamada auxina, provocará, por “semejanza”, un impacto positivo y/o regulación en el sistema endócrino del hombre, como acción terapéutica.

Las plantas constituyen el alimento principal de todas las especies animales y del hombre, el proceso de fotosíntesis, que incorpora el carbono en los seres vivientes, permite mantener la vida en la tierra. Esta fue señalado en la antigüedad como el sentido de existencia más importante de las plantas en la tierra; que es el de infundir vida en la forma de alimento y medicamento. Es así que las plantas verdes constituyen el eslabón que une el mundo inorgánico con el de los animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *