CURIOSIDADES Y VIRTUDES DE LA QUÍNOA (Chenopodium quinoa)

Segunda parte

En nuestro país la producción de quinua se concentra en el noroeste, sobre todo en Catamarca, Jujuy y Salta. A su vez, se registran experiencias vinculadas a procesos experimentales desarrollados por el INTA en Cuyo, Patagonia y la Región Pampeana. De acuerdo a los datos oficiales, en 2015 las áreas cultivadas podrían superar las 1300 hectáreas.

Durante el imperio de los Incas, la quinua se convirtió en uno de sus cultivos principales y alimento básico de la dieta de los habitantes.

El Amaranto, la Quínoa y el maíz eran consideradas plantas sagradas y los españoles prohibieron el cultivo de las dos primeras (salvo el maíz al que dieron mucha utilidad y fue llevado a Europa)

continuando con sus virtudes y beneficios para la salud veamos algunas carácterísticas de otros de sus aminoácidos esenciales.

Isoleucina, leucina y valina
Fuentes de origen vegetal: granos y cereales, porotos de soja, amaranto, quínoa, olivo, legumbres, papayas, almendras, nueces y pistachos.

Origen animal: carne, pollo, pescado, huevos y productos lácteos.

Algunas Funciones
Son importantes en la capacidad de generación y re-generación del músculo, sobre todo la leucina. Constituyen el 35% de los aminoácidos esenciales en la proteína muscular. Reducen la fatiga muscular y mejoran la resistencia.

La isoleucina colabora en la síntesis de hemoglobina.

¿Si nos faltan éstos Aminoácidos?

El déficit puede provocar síntomas similares a los de la hipoglucemia, cefalea, vahídos, fatiga, depresión, confusión e irritabilidad. Su carencia también puede generar alteraciones en la cicatrización de heridas y alteraciones en el metabolismo de la glucosa. La deficiencia de L-valina puede afectar a las vainas de mielina.

Recuperación muscular
Tanto la L-Isoleucina sola como los 3 aminoácidos juntos, colaboran en prevenir la atrofia muscular que precede a la inmovilización tras un traumatismo intenso.

En situaciones de estrés metabólico y agotamiento muscular, se han recomendado estos aminoácidos como aportadores de energía a nivel músculoesquelético.

También colaboran en la recuperación muscular tras ejercicios muy intensos. Sin embargo, no existen evidencias firmes que corroboren un incremento de la perfomance atlética, o que permita mejorar marcas deportivas.

Un reciente estudio demostró que la administración (durante 7 días previo a una maratón) de estos aminoácidos resultó ineficaz para prevenir el daño muscular en los deportistas.

En cambio, otro estudio a doble ciego, randomizado, realizado en 40 jóvenes de sexo masculino que realizaban ejercicios de extensión de rodillas, demostró que el suministro de L-leucina, promovía un incremento en la síntesis de proteínas miofibrilares.

Treonina
Participa en promedio en un 6% en la composición de las proteínas.

Se encuentra en huevos, leche, gelatina, pollo, pescado, queso cottage, semilla de sésamo, quínoa.

Algunas de sus funciones son:

  • Participa en la formación de colágeno y elastina
  • Colabora en la formación del esmalte de los dientes y uñas.
  • Actúa como agente protector frente a infecciones intestinales.
  • Favorece la absorción de otros nutrientes.
  • Mantiene el equilibrio del metabolismo graso y junto con la metionina y el ácido aspártico, interviene en las funciones de desintoxicación del hígado.

La principal actividad de la metionina está circunscripta a una correcta digestión y funcionalidad intestinal, al intervenir en los procesos de asimilación y absorción de los diferentes nutrientes.

Por último queremos señalar que el cultivo de la quínoa está en plena expansión y representa un potencial y una oportunidad comercial que contribuirá a mejorar la calidad de vida de las poblaciones altoandinas.

* “Para nosotros hablar de quinua significa hablar de un producto que tiene condiciones nutricionales singulares, con gran capacidad de adaptación y versatilidad y una identidad asociada a un territorio y a un sujeto que es el productor campesino de los pueblos originarios”, explicó el director del IPAF Región NOA, Damián Alcoba.

Bolivia y Perú produjeron en 2013 102.618 toneladas en 119.073 hectáreas y exportaron 53.339 toneladas, es decir, más de la mitad de lo producido, por USD 232.616.000, a más de cincuenta destinos diferentes.

Después de diez años de trabajo, el IPAF NOA desarrolló una nueva variedad de semilla de quinua, la Hornillos INTA. Los ensayos comenzaron en el año 2005 y en el período 2011-2012 se realizó su descripción morfológica y se detallaron las cualidades del cultivar. Finalmente, y en un esfuerzo conjunto con Coordinación Nacional de Vinculación Tecnológica del INTA, el material fue inscripto en el Instituto Nacional de Semillas.

* Citas correspondientes a los avances tecnológicos desarrollados por el INTA  junto a los agricultores familiares de la región NOA durante el V Congreso Mundial de Quinua y del II Simposio de Granos Andinos realizados en Jujuy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *